Poco a poco vamos terminando las prebodas de 2018. La verdad es que estoy muy contento porque las parejas me están llevando a sitios importantes para ellos , en este caso a un pequeño pueblo de Toledo: Lagartera.

Víctor y Elena, se casan allí en Marzo y aprovechamos su reportaje para conocer el lugar donde se darán el ¡sí quiero!.

Que me eligieran para su gran día fue una gran alegría, ya que desde un primer momento me demostraron la importancia que dan a las fotos de su boda. Nos reunimos varias veces con ellos y charlamos mucho sobre mi trabajo, sobre lo que ellos querían y cuando me confirmaron que sería su fotógrafo, fue una gran responsabilidad pero también una gran ilusión y motivación.

Todo apuntaba a que ese sábado iba a llover, estuvimos hablando durante toda la semana, buscando otras opciones, pero al final decidimos esperar y arriesgar y aunque lloviese queríamos hacer el reportaje. Fuimos hasta Lagartera y como vais a poder ver, el tiempo nos acompañó y nos permitió disfrutar de una tarde de charlas, risas y sobre todo fotos.

Yo siempre insisto, el resultado final depende  en gran parte de vuestra actitud, de vuestras ganas, yo solo pongo los medios técnicos para pasarlo a un soporte digital.

Ellos están encantado con el resultado final, pero yo estoy encantado con ellos, por como son, por como se miran, por como disfrutaron y sobre todo, por dejarme formar parte de su historia.

Gracias chicos, vosotros si que sois TOP!.