Comuniones 2017 / by Antonio Garcia-Caro Rico

cabecera.jpg

Sin duda 2017, ha sido para nosotros un año super especial con las comuniones, ya que hemos tenido la suerte de conocer a familias maravillosas y a niños y niñas que han disfrutado con sus sesiones de fotos.

Como podéis ver, no trabajamos en estudio, todo lo hacemos en exteriores para que así ellos puedan entretenerse, correr, descansar y como hemos dicho, disfrutar de su reportaje.

El año lo comenzamos asistiendo al Showroom de Comuniones organizado por La Comunión de Noa. Sin duda están apostando por dar el valor que se merece a este tipo de fotografía, organizando un Showroom de calidad con una selección muy variada de proveedores, entre los que nos encontrábamos nosotros.

Empezamos la temporada con Pablo. Ya le conocíamos de una boda que hicimos el 2016 y sin duda fue un placer compartir la tarde con él.

pablo_008.jpg

Lo normal es que empiecen nerviosos y que al principio nos cueste conseguir que salgan naturales en las fotos, pero con él fue todo muy fácil. Cuando ellos mismos te empiezan a decir: "y si me ponga aquí y me haces una foto", empiezas a darte cuenta que a partir de ese momento la sesión va a ser mucho más fluida.

Si a todo esto, le sumas la total confianza de David y Paula (sus padres) y la gracia de Álvaro, el hermano menor, además de conseguir un gran resultado, consigues disfrutar haciendo tu trabajo y amplias tu lista de grandes amistades con una familia más.

pablo_031.jpg

La siguiente protagonista fue Sara. Pese a que tenía muchas ganas de hacerse las fotos, estuvo muy nerviosa y al principio costó que se relajara.

sara_018.jpg

Desde el primer momento que hablé con Montse (su mamá), tenía muy claro lo que quería, ya que le había gustado los trabajos que hicimos el pasado año. Era un nuevo cliente, no venía recomendado por nadie, por lo que toda la confianza que puso en nosotros, tiene mucho más valor si cabe.

Tenía muy claro que quería algo muy diferente y para conseguir eso, ella sabía que tenía que poner de su parte, sobre todo en la parte del atrezzo.

Fue una sesión muy divertida, acompañada de globos y pompas de jabón en una localización que a nosotros nos gustó desde el primer momento: El Cerro de los Ángeles en Getafe.

La siguiente fue Gabriela. Lo normal cuando contactamos por primera vez con una familia, es tener una reunión, para explicarles como trabajamos, como les entregamos el reportaje, que nos cuenten que quieren o cual es su idea, pero con ella no fue así. Nos contrataron prácticamente de un día para otro.

gabriela_331.jpg

Aunque no somos muy partidarios de hacer eso, ya que siempre nos gusta tener una primera toma de contacto, el resultado no pudo ser mejor. Nos contrataron para pasar prácticamente  todo el día con ellos, desde la ceremonia hasta la celebración, por lo que además de poder realizar un reportaje más completo, tuvimos la oportunidad de conocer a una familia espectacular.

gabriela_163.jpg

Estar prácticamente todo el día con ella, como hemos dicho, nos permitió hacer una doble sesión de fotos, la primera en el Monasterio de El Escorial y la segunda, en el lugar donde lo celebraron, un sitio espectacular: Real Club de Golf La Herrería.

Los próximos fueron Ángel y Jimena y digo próximos, porque son primos y les hicimos la sesión de fotos juntos, en otro sitio espectacular: Toledo.

jimena_028.jpg

De ellos tengo que señalar la gran apuesta que hicieron sus padres, ya que los dos iban espectaculares: Ángel con un traje de Hortensia Maeso y Jimena con un vestido de Mon Air.

jimena_026.jpg

Toledo tiene una luz espectacular y que se puede decir de sus calles, vayas por donde vayas siempre encuentras algún sitio donde parar y hacer fotos.

jimena_051.jpg

La verdad es que era la primera vez que hacíamos una sesión de comunión en pareja y la verdad es que el resultado nos encantó, sobre todo por ellos, ya que fueron los verdaderos protagonistas de la tarde.

Para terminar queremos contaros la historia de Pablo, Alejandra y Diana. Les conocimos gracias al Showroom de La Comunión de Noa y todo fue sobre ruedas ya que nos contrataron al día siguiente de celebrarse.

Era todo un reto ya que celebraban las tres comuniones el mismo día, en el mismo sitio: La Posta Real.

En la primera reunión con Marta, Mónica y Esther, sus mamás, concretamos como iba a ser todo. La verdad es que nos hemos reunido con ellas varias veces y ha sido siempre un auténtico placer, aunque yo casi no lo llamaría reuniones, ya que han sido grandes charlas, acompañadas de picoteo y risas. Sin duda no podemos estar más agradecidos por toda su simpatía y hospitalidad.

alejandra_026.jpg

Gracias a su colaboración el día de la Comunión pudimos cuadrar todo para realizar una sesión de fotos y cubrir el resto del día a cada uno de ellos. Como decimos muchas veces, si hay colaboración entre nosotros y los padres, todo sale mucho más rodado y en este caso, fue todo fenomenal y por lo tanto no podemos estar más agradecimos a ellos y a sus familias.

pablo_039.jpg

Aunque la celebración de los tres era en el mismo sitio, Marta, la mamá de Diana, quiso que además, estuviésemos con ellos desde primera hora  y cubrir el día entero. Sin duda es algo que nos encanta, porque nos permite hacer un reportaje muy similar al que realizamos en una boda, contando con todo tipo de detalles lo que ha sucedido durante el día.

diana_078.jpg

La familia de Marta es, sencillamente, espectacular, con ellos estás a gusto desde el primer momento y además, valoran muchísimo tu trabajo. No hay nada como poder trabajar en un sitio en el que te sientes como en tu propia casa.

diana_129.jpg

Creo que no hace falta decir mucho más de ellos, ya que el que nos consideren parte de su familia es muchísimo para nosotros.

diana_287.jpg

Por lo tanto, solo queda dar las gracias a Fernando, Marta, al pequeño Pablo y sobre todo a la gran protagonista: Diana.

 

Bueno, pues este ha sido nuestro año en lo que a comuniones se refiere. Trabajar con todos ellos ha sido maravilloso y estamos deseando que llegue 2018 para poder repetir tantas anécdotas y buenos momentos.

 

Gracias a todos!