Fotografía de comunión / by Antonio Garcia-Caro Rico

Una de las cosas que más nos pregunta la gente, es que si solo hacemos bodas. Pues no, también hacemos comuniones, sesiones de familia, etc.

Queremos usar el blog, para iros mostrando, además de nuestras inquietudes y cosas que os puedan interesar, el resto de trabajos que hacemos.

Nos gustan las sesiones de comunión, disfrutamos mucho con estos grandes protagonistas y por eso en este post, os queremos contar como afrontamos este tipo de sesiones.

antoniogcrfotografia_blog_comunion_martina_001.jpg

Ofrecemos tres tipos de sesiones: un reportaje antes de la fecha de la comunión, en el que los padres usan las fotos para hacer los recordatorios, libro de firmas, etc., uno después de la comunión, en el cual el ambiente es más relajado ya que no hay temor de que se manche el traje o el vestido y otro en el que estamos todo el día con la familia y afrontamos igual que un reportaje de boda.

Cuando hacemos un reportaje el mismo día de la comunión, empezamos en vuestra casa cubriendo todos los preparativos y haciendo los detalles de los protagonistas. Creemos que puede ser un recuerdo bonito ya que no solo hacemos fotos al niño o a la niña, si no, además a los hermanos, padres, etc.

Después nos desplazamos con ellos a la iglesia. Aquí siempre avisamos que no nos podemos comprometer a realizar fotos dentro, ya que como norma general suele haber exclusividad por parte de otros fotógrafos.

En el lugar de la celebración solemos hacer un pequeño reportaje, donde ellos nos ofrecen sus mejores miradas, gestos y en los que va desapareciendo el nerviosismo generado por un día tan importante.

antoniogcrfotografia_blog_comunion_martina_004.jpg

También nos gusta documentar todos los detalles, sobre todo las mesas de dulces, en las que muchas veces los propios padres se ocupan de decorar con unos resultados impresionantes.

Finalizamos con el corte de la tarta y la entrega de los multitudinarios regalos que reciben en su gran día.

También como comentaba antes, podemos hacer un reportaje antes o después del día de la comunión. Este tipo de sesiones siempre las realizamos en exterior, en una localización acordada con los padres.

Para nosotros es muy importante que ellos disfruten y se lo pasen bien. Por eso, estamos encantados cuando se presentan con su perro, con globos, con pomperos, etc. Todas esas ideas nos encantan y hacen que la sesión sea más dinámica y divertida.

Nos gusta hacerles retratos, así se sienten importantes, jugar con ellos, hacerles reír, hasta que llegamos a un punto que son los propios niños y niñas los que nos dicen: y si me pongo en ese sitio ... ¿me haces una foto?.

Los días de sesión hacemos dos turnos, uno de mañana y otro de tarde y solo cogemos un reportaje por turno. No nos gusta ir con prisas, queremos que tanto padres como niños estén cómodos y disfruten de la experiencia de fotos en familia.

Cuando el reportaje es después de la comunión, solemos tener más libertad ya que no hay miedo de que se manchen el vestido, por lo tanto, les hacemos saltar, correr e incluso que se tiren al césped y por supuesto, nosotros también terminamos por los suelos.

Antes de terminar este post, no nos podemos despedir sin enseñaros como entregamos el trabajo. Como bien sabéis para nosotros es muy importante la entrega final, queremos que guardéis un gran recuerdo de este día y por eso lo entregamos, simplemente, como nos gustaría que nos lo entregasen a nosotros.

Por último, queremos presentaros a la gran protagonista de este reportaje: Martina. Para nosotros ha sido muy importante este reportaje y estamos muy contentos con el resultado porque además fue publicado en el blog de comuniones La Comunión de Noa. Podéis leer el post aquí.